No sé si el poema viene antes o después del viaje. Si el asombro es la forma en que se mira o si la forma en que se mira determina el asombro. Lo que sí sé es que cada viaje me reconstruye, me vuelve a construir desde el otro, desde su mirada, desde su lenguaje. Viajar se vuelve poema.


domingo, 3 de julio de 2016

Luyaba


"Podés llevarte el libro y leerlo. Y si querés me lo pagás. Abrilo. Lo más lindo siempre está del lado de adentro"

 (Me dijeron en la feria de artesanos de Luyaba, Provincia de Córdoba.)


-Enero 2015-



No hay comentarios:

Publicar un comentario