No sé si el poema viene antes o después del viaje. Si el asombro es la forma en que se mira o si la forma en que se mira determina el asombro. Lo que sí sé es que cada viaje me reconstruye, me vuelve a construir desde el otro, desde su mirada, desde su lenguaje. Viajar se vuelve poema.


domingo, 3 de julio de 2016

Yacanto


"Sí, es grande como un pájaro y tiene caparazón de escarabajo. Patas peludas de araña y unos ojos saltones. Feo, feo. Vuela y cuesta quitárselo de encima, pero ande tranquila, señora, que no hace nada" 

(hombre calmándome en Yacanto)

-Enero 2015-



No hay comentarios:

Publicar un comentario