No sé si el poema viene antes o después del viaje. Si el asombro es la forma en que se mira o si la forma en que se mira determina el asombro. Lo que sí sé es que cada viaje me reconstruye, me vuelve a construir desde el otro, desde su mirada, desde su lenguaje. Viajar se vuelve poema.


lunes, 13 de marzo de 2017

Tunuyán, Mendoza


-Buen día, los tres queremos milanesas con papas fritas.
-Marche una milanesa con fritas!
-3, somos 3
-Con una alcanza
-usted dice?
-espere a ver el tamaño de la milanesa.


(en un restaurante de Tunuyán. Media hora después, el mozo volvió con una sola milanesa que ocupaba la mitad de la mesa. Verano 2017).


2 comentarios: